viernes, noviembre 18, 2005

Porgy & Bess



La ópera tiene lugar en Catfish Row, un asentamiento negro en Charleston, Carolina del Sur. Gershwin creía firmemente que debía ser interpretada por negros pero en ese momento era difícil encontrar artistas negros con experiencia en la ópera.Gershwin estuvo todo el tiempo involucrado en el casting y en la producción de su ópera. Todd Duncan, el primer Porgy, recuerda que el compositor "fue por todo el país buscando su Porgy". También señala que, cuando finalmente se decidieron a contratarlo, le dijeron que sólo tenía que cantar dos o tres canciones como prueba pero que en realidad lo hicieron cantar por más de una hora y media. "Fue increíble. En un momento dado George e Ira me arrancaron la partitura de la mano y se pusieron a cantar ellos con sus horribles y avejentadas voces pero con tanto sentimiento que me hicieron llorar", recuerda el primer interprete de Porgy.La obra se estrenó en septiembre de 1935, en Boston, y fue recibida con entusiasmo por el público y los críticos. Con algunos cambios se volvió a dar en Nueva York el 10 de octubre de 1935. Hubo sólo 124 funciones de Porgy and Bess en Broadway y recién varios años más tarde se pudo recuperar el dinero invertido. Nunca tuvo muy buena recepción. Un gran número de críticos y de compositores negros, como Duke Ellington, criticaron la ópera. "Ningún negro se dejaría engañar por Porgy", dijo Ellington en una nota periodística.Dos años después del estreno, Gershwin murió de un tumor cerebral. Fue poco antes de cumplir 39 años de edad. En 1959 hubo una versión para cine producida por Samuel Goldwyn y dirigida por Otto Preminger que fue duramente criticada por retratar estereotipos. Durante años, Porgy and Bess tuvo más éxito en Europa, donde fue considerada "la verdadera ópera americana", que en Estados Unidos.La primera versión completa de Porgy and Bess en su país de origen se dio en Houston en 1970, dirigida por John de Main con mucho éxito. Fue finalmente producida en el Met unos 50 años después de la primera producción.El mérito de Porgy and Bess es que es la única ópera basada en el jazz de los '20 y de los '30 que sobrevivió después del período de pos-guerra, donde los compositores comenzaron a utilizar el jazz en forma satírica. Pero ante todo, muchos críticos consideran que el gran aporte de esta obra es haber logrado una unión entre el contexto artístico individual y el histórico-social. Lo cierto es que la época era propicia para la fusión del arte serio con la cultura popular. Era un momento de gran crisis y de cuestionamientos sociales que hicieron surgir muchos movimientos de protesta en el campo artístico. Hitler había llegado al poder y la causa fascista, condenada por los judíos, estaba en su apogeo.Gershwin no fue un hombre interesado en la actividad política, al menos en su vida pública. Sin embargo, es posible apreciar sus enseñanzas en algunos de sus trabajos. Antes de Porgy and Bess colaboró en una serie de shows satíricos de carácter disidente. Que le importaban los grandes temas políticos del momento se puede apreciar en una carta que le escribió a un amigo, contándole como pasaba aquel verano en la isla inspirándose para la ópera: "Nos sentamos a la noche con nuestras pipas a mirar las estrellas. Con mis amigos siempre hablamos sobre dos temas favoritos: la Alemania de Hitler y las mujeres de Dios". En el plano musical, el compositor se inspiró en el pop y la música para conciertos. En ambos terrenos innovó, escribiendo canciones y musicales para Broadway. Entre sus obras se destacan Rhapsody in Blue (1924), Piano Concerto in F (1925), American in Paris (1928) y Cuban Overture (1932). A través de estas obras, y de Porgy and Bess, Gershwin se convirtió sin lugar a dudas en el pianista y compositor americano que con mayor calidad y éxito logró combinar los elementos del jazz y de las melodías populares americanas, tocando algunos de los temas más profundos de la condición humana.



Sin dudas "Summertime" es la canción mas famosa de la ópera de Gershwin. Este video es de una presentación de Ella Fitzgerald en Berlín en el año 1968 y es casi una versión gospel y de las mejores que haya interpretado en su carrera.

4 comentarios:

Kirk534 dijo...

Extraordinaria reseña. Ella sigue siendo la mejor cantante de jazz de todos los tiempos.
Gracias por recordarla y bienvenido a la legion de sus incondicionales amantes.

BELMAR dijo...

muy buen trabajo!

BELMAR dijo...

muy buen trabajo!

BELMAR dijo...

muy buen trabajo!